Ni siento ni padezco. Carolina Diego (1971, Master PhotoAlicante por la escuela Mistos)

Un atrezo mínimo, cámara, su propio cuerpo: Carolina Diego no precisa de más elementos para introducirnos en su potente imaginario, heredero de la tradición del tableau vivant decimonónico de Julia Margaret Cameron y la performance de las vanguardias históricas y el arte postmoderno. Al igual que ya lo hiciera antes la obra de otras mujeres fotógrafas como Claude Cahun, Cindy Sherman o Francesca Woodman, sus fotografías y vídeos reflejan escenificaciones de alto contenido narrativo en las que explora los estereotipos femeninos desde una perspectiva crítica, señalando las profundas contradicciones presentes en los roles que la sociedad contemporánea exige cumplir a la mujer: trabajadora — madre — ama de casa — objeto de deseo.

En plena consonancia con los planteamientos irónicos del surrealismo y el teatro del absurdo y con referencias a la cultura pop, el cine, la publicidad y la fotografía de moda, sus fotografías explotan una marcada ambigüedad que obliga al espectador a dotar de significado a la imagen, un significado en el que es fundamental el afloramiento de los contenidos subconscientes presentes en la autora y el espectador. Carolina Diego, en sus propias palabras, “se utiliza a sí misma como modelo y objeto de análisis”. Sin más pretensión que “fotografiarse a sí misma y a su frustración” se lanza a la creación “sin reflexión previa ni idea preconcebida alguna”, “simplemente deja trabajar a su subconsciente y se hace fotos” en las que emergen “los sentimientos más personales, los miedos, las emociones”, en un proceso de autoconocimiento en el que se denuncia el imaginario femenino y “se pone al descubierto la irracionalidad y fragilidad del ser humano”.

Jorge Pulla. Profesor, investigador y comisario independiente.

Leave a Comment