Belen Barahona dentro del refugio para personas excluidas Puente al desarrollo dentro del programa Misioneros de la calle. Belen es una menor de 12 años adictoa a sustancias inhalantes tambien conocida como resistolera. Después de varias semanas viviendo por las calles de Tegucigalpa, su Hermana Benjamine tambien en riesgo de exclusion Social asi como su Padre y Hermano la llevaron al refugio donde permanecera un minimo de 3 meses

Centroamérica 2009/2016

Este proyecto documenta el eje de la violencia incontrolada en Honduras y los factores sociales y políticos que están alimentando cada vez más agresivamente esa violencia. Javier ha estado trabajando en América Central por más de 5 años documentando la transformación de su sociedad y la lucha por introducir el absurdo periodístico de las políticas desastrosas para acabar con la violencia.

Honduras es considerado uno de los lugares más violentos de la tierra. Cada día en las calles de ciudades como San Pedro Sula o Tegucigalpa, los asesinatos, robos y violencia son cada día más presentes. La inefectiva política interna de la zona es inestable, el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos es incontrolable y los vecindarios inseguros de Maras o el control de la frontera de los Zetas es lo más parecido a una guerra diaria.

El informa de la Organización de Estados Americanos enfatiza que en un país como Honduras la muerte violenta ocurre cada 74 minutos sin guerra. Ya en 2011 fue la nación más violenta del mundo, con un total de 7.104 asesinatos documentados por la policía.

En estos lugares el uso de jóvenes y niños para ser entrenados como Sicarios es un trabajo regular. Se sienten atraídos por la facilidad de hacer dinero que les da respeto y miedo. En el proceso de formación del joven asesino de los estratos más consumidos de la sociedad se convierten en verdaderos precursores de la muerte.

En un país sin guerra donde muertes violentas ocurren cada hora. El retrato social de Honduras es considerado el lugar más aterrador del mundo. Las tasas disparadas del golpe de estado en 2009 derrocaron al presidente Manuel Zelaya por Roberto Micheletti la violencia ha puesto al país en un estado de desesperación permanente por su crimen. En 2008, 3.418 personas murieron, según un recuento del periódico hondureño El Heraldo. La tasa de homicidios por 100.000 habitantes, que en 1999 era 42,21ahora es de casi el 86, casi ocho veces más de lo que la OMS considera epidemia. El promedio mundial es de 8.8.

A Javier Arcenillas le gustaría seguir reflexionando sobre estos temas y sobre perfiles más detallados que podrían ser notas rojas como la violencia de género o la intolerancia hacia grupos más desfavorecidos como los homosexuales o transexuales que sufren numerosos episodios de violencia y maltrato constantemente.

Leave a Comment